Los birmanos nº1 en atención al cliente

Por aabarra Marketing around the world 10 comentarios en Los birmanos nº1 en atención al cliente

¿Cuántas veces te han atendido mal en una tienda? ¿Cuántas veces no te han solucionado un problema al comprar un producto defectuoso? ¿Cuántas veces te han hecho esperar minutos interminables al teléfono? Sin embargo, ¿qué sería de una empresa sin sus clientes?

Durante nuestra estancia en Birmania, he constatado que los birmanos son el n° 1 en atención al cliente. Resumiéndolo en una frase: “Nos han enamorado”.

Cuando hay sentimientos de por medio (amor en este caso) resulta más sencillo lograr la lealtad y fidelidad a un producto o servicio, a pesar de que la competencia pueda ofrecer un mejor precio u otras ventajas. ¿Cuántas veces hemos utilizado la frase “pero es que estoy enamorado/a” para justificar alguna actitud que no nos gusta de nuestra pareja? Lo mismo ocurre con las marcas que son capaces de enamorar al cliente. El cliente es el destinatario de todos los productos y servicios y su satisfacción debe ser nuestra prioridad. Es importante tratar de construir una relación cercana y duradera. Un amor eterno.

Sin embargo, la gran cuestión es ¿cómo conseguir enamorar al cliente? Os voy a dar unos ejemplos de cómo han logrado enamorarnos los birmanos para explicar de forma práctica, seis factores imprescindibles para lograr la excelencia en la atención al cliente.

1º EJEMPLO:  Al llegar a Birmania nos percatamos de que los birmanos tienen un genuino interés por conocerte. Nada más subirnos al primer el taxi, el conductor se interesó por nuestra procedencia, motivo del viaje, destinos que pensábamos visitar, cuánto tiempo íbamos a estar etc. Todo de una forma amistosa y poco intrusiva. Los birmanos son totalmente “friendly” y tienen un encanto especial para hacerte sentir como en casa con su sonrisa imborrable. Capacidad de interrelacionarse y comunicarse con el cliente a través de cualquier canal online u offline.

2º EJEMPLO: A pesar de no saber inglés y muchas veces no entendernos a causa del idioma, siempre hacen el esfuerzo de comunicarse utilizando técnicas no verbales o la imaginación. Al cenar en un puestecito de la calle que no tenía el menú en inglés y no nos entendían, la mujer no dudo en cogerme de la mano y llevarme a la cocina para mostrarme los diferentes platos amablemente. Predisposición a entender al cliente con actitud positiva.

3º EJEMPLO: Llegamos a las 2:30 AM a Mandalay en un autobús nocturno, mucho antes de lo previsto y no sin reserva previa para el hostal para esa noche, sino para el siguiente día. Al explicárselo a la amable recepcionista que acabábamos de despertar, nos dijo que nuestra habitación estaba ocupada. Sin embargo, viéndonos tan agotados nos facilitó otra habitación sin coste alguno para que pudiésemos descansar y al día siguiente trasladarnos a nuestra habitación. Todo un detallazo. Saber escuchar y solucionar problemas porque NO hay nada imposible.

4º EJEMPLO: De paseo en bicicleta por el lago Inle se nos olvidó la cámara en la cesta de la bicicleta y nos fuimos a visitar un pueblecito. Al poco rato, surgió un señor al lado nuestro que al parecer se dio cuenta y nos buscó por el pueblo para devolvernos la cámara. Nunca debemos engañar al cliente, ante todo honestidad.

5º EJEMPLO: Estábamos disfrutando de la excursión en barca por el lago Inle y nos acercarnos a fotografiar a uno de los pescadores tradicionales, pero justo estaba a punto de marcharse. Entonces él se dio cuenta nos sonrió y se puso a pescar nuevamente para que pudiésemos fotografiar el instante. Se anticipó a nuestros pensamientos. Un buen servicio de atención al cliente se anticipa a las necesidades del cliente.

6º EJEMPLO: Si pensábamos que la amabilidad y el carácter de los birmanos no podía sorprendernos más, estábamos equivocados. Paseando por el mercado nos quedamos observando un puesto de fruta para decidir qué queríamos comprar. La verdad es que las mandarinas tenían buena pinta y habíamos decidido comprarlas. Sin embargo, justo antes de animarnos a comprar, un hombre birmano que estaba al lado nuestro viendo nuestra indecisión o porque tal vez pensó que nunca habíamos comido mandarinas, nos regaló una bolsa de mandarinas con una sonrisa de oreja a oreja que no pudimos rechazar por su insistencia. Superar las expectativas.

Si quieres experimentar en tus propias carnes las principales técnicas para hacer feliz a un cliente no dudes en viajar a Birmania. 😉

 

  • Compartir:
  • MJOSE
    Posted on 22 de enero de 2017 en 08:30 08Sun, 22 Jan 2017 08:30:58 +000058.

    Estupenda crónica Amaia….sin duda debemos tomar nota de la observación y actitud de los birmanos….siempre hay situaciones que nos sorprenderán gratamente por lo poco habituales normalmente en nuestro país…. momentos que aumentan nuestra esperanza en el ser humano…y nos hacen querer ser mejores….

    Responder
    • aabarra
      Posted on 22 de enero de 2017 en 09:06 09Sun, 22 Jan 2017 09:06:04 +000004.

      La verdad es que sí Mari Jose. Precisamente todas estas gratas situaciones han despertado en nosotros las ganas de ser mejores personas y seguir su ejemplo. 🙂

      Responder
  • Olatz
    Posted on 22 de enero de 2017 en 12:15 12Sun, 22 Jan 2017 12:15:35 +000035.

    Oso ondo Amaiuk! Así da gusto! La verdad que en las fotos se refleja lo que cuentas. Parecen muy jatorras! Apunto destino.

    Responder
    • aabarra
      Posted on 27 de enero de 2017 en 02:02 02Fri, 27 Jan 2017 02:02:42 +000042.

      Bai Olatzi pilloa merezi dau! Si acaba siendo tu siguiente destino ya te daré algunos consejitos.

      Responder
  • Leire
    Posted on 22 de enero de 2017 en 19:25 07Sun, 22 Jan 2017 19:25:35 +000035.

    Gracias por recordarnos algo que en el mundo actual casi tenemos olvidados…estos gestos deberíamos encontrarlos y ofrecerlos siempre. Preciosas fotos 🙂

    Responder
    • aabarra
      Posted on 27 de enero de 2017 en 02:11 02Fri, 27 Jan 2017 02:11:24 +000024.

      Tienes toda la razón Leire. Los gestos y detalles son los que marcan la diferencia y muchas veces se nos olvida…

      Responder
  • Bea
    Posted on 23 de enero de 2017 en 08:52 08Mon, 23 Jan 2017 08:52:55 +000055.

    Yo también me he enamorado de ese pueblo al instante, con tu precioso relato y con la felicidad de las caras de sus gentes…

    Responder
    • aabarra
      Posted on 27 de enero de 2017 en 02:12 02Fri, 27 Jan 2017 02:12:20 +000020.

      Como me alegro Bea 🙂 Mila esker!

      Responder
  • JUANAN
    Posted on 24 de enero de 2017 en 00:50 12Tue, 24 Jan 2017 00:50:57 +000057.

    Me ha encantado tu mirada sobre este maravilloso país, no sólo te lo suscribo si no que animo a la gente a conocer este país encantador.
    También conocer a gente polita como vosotros ayudó a que saliéramos enamorados también de Myanmar.
    Mucha suerte en vuestra siguiente aventura y quedamos algún día para tomar unos pintxoss.
    Agur eta onda pasa.

    Responder
    • aabarra
      Posted on 27 de enero de 2017 en 02:21 02Fri, 27 Jan 2017 02:21:27 +000027.

      Kaixo Juanan! Eskerrik asko! El conoceros a ti y a Leire también sumó muchos puntos para que Birmania nos encantara. ¡Fuisteis la guinda del pastel! Nos vemos en KL en unos días. 🙂

      Responder

Leave a comment